Antía recordó que el realojo de El Placer comenzó a delinearse en su primera Administración
Antía recordó que el realojo de El Placer comenzó a delinearse en su primera Administración
Intendencia
El Intendente de Maldonado repasó el proceso de realojo y adelantó que en breve comienza la autoconstrucción asistida entre las familias que optaron por esta modalidad. Además, señaló que en esa zona se recuperará el espacio para la comunidad y avanzó en los planes previstos para el Kennedy.

El jefe comunal fue entrevistado por el programa En Perspectiva de Emiliano Cotelo y allí señaló que el proceso de El Placer comenzó en su primer gobierno. En el año 2002, a raíz de una inundación enorme que tapó todo el barrio se pudo sacar a 30 o 35 viviendas porque era imposible vivir en esas condiciones: “Fue muy difícil buscar una solución definitiva porque el predio no era municipal”.

La IDM no tenía gestión directa sobre ese espacio porque el predio era de Catastro y lo administraba el Estado en general. Antía señaló que “en aquel momento hicimos un acuerdo con el gobierno nacional para que el terreno pasara a custodia de la Intendencia, ese fue un primer paso importante pero la solución que se había comenzado en su primer gobierno no se continuó: “Nosotros habíamos empezado un acuerdo con MEVIR, nos estaba yendo muy bien pero ese plan de erradicación que teníamos para El Placer y el Kennedy quedó trunco cuando nos alejamos del gobierno de Maldonado”.

Sobre el realojo que comenzó el miércoles 19 de julio, dejó en claro que son viviendas que se financiarán a diez años con una cuota muy baja. En tanto, las otras 40 familias comenzarán con el proceso de autoconstrucción asistida.

Las pocas familias que no querían irse de la zona “podrían ahora estar dispuestas a hacerlo”, y para las que no, se aplicará la ley correspondiente. La realidad es que “tenemos un saldito en discusión con unas ocho o nueve personas y sabemos por los abogados que están defendiendo a un grupo de ellos que existe la posibilidad de encontrar una salida que también podría ser la autoconstrucción. Después, habrá tres o cuatro, entre ellos algún comerciante, a los cuales le aplicaremos el desalojo como tiene que ser; esto fue un acuerdo previo: “Si pasábamos el 80 % de aprobación para el realojo todos tenían que acatarlo porque esas fueron las reglas de juego que marcamos en primera instancia”

Con respecto al futuro del terreno en el Placer, Antía señaló que será un lugar de esparcimiento público. Se trata de un lugar que tiene toda la costa del arroyo en donde “vamos a hacer una inversión para la instalación de tres o cuatro lugares musicales y se descongestionarán las zonas en las que hoy tenemos dificultades con los jóvenes que no tienen puntos de esparcimiento. Asimismo, se construirán pasarelas de madera que se están diseñando en este momento, con muellecitos, anfiteatro y algunos boliches”. Sobre este tema, dijo que “se van a concesionar tres o cuatro boliches por proyecto (no por canon) al que ofrezca la mejor propuesta y brinde los mejores servicios”. También se va a instalar una zona de food trucks que hoy se están poniendo de moda en el mundo para tener una comida acorde al gusto de los jóvenes o los turistas. Es decir, se va a generar una zona de entretenimiento sobre la costa del arroyo que será de calidad y ayudará al desarrollo turístico del departamento.

Kennedy

El intendente señaló que se comenzará a accionar la brevedad: “Máximo en un mes y medio estaremos iniciando la autoconstrucción en los primeros 92 lotes que vamos a tener prontos con luz, agua y saneamiento". Mientras se urbaniza el resto, se continuará en paralelo con las viviendas donde los servicios ya están instalados. Ademas, en el Kennedy ya hay una comisión trabajando que tiene la aprobación de más de un 90 % de los vecinos para trasladarse y esto fue la base del éxito del trabajo social que se hizo en El Placer”.

Sobre el proceso en El Placer indicó que “fuimos personalmente junto a la directora de Jurídica de la IDM con el desalojo en la mano y la documentación a los vecinos”. Les planteamos que “esto iba en serio”, les propusimos “sentarnos a definir los detalles” pero también “les dijimos que tuvieran la confianza de que vamos a armar un equipo que se va a sentar a conversar con ustedes”, no va a haber nada de “prepo” porque se priorizará el dialogo.

Los propios vecinos realizaron elecciones para determinar a la comisión que trabajó hasta el día de hoy, la IDM tenía una contraparte legitimada en el barrio para que los técnicos, los asistentes sociales, los psicólogos pudieran accionar tranquilos “porque todo esto lleva un par de baqueanos por asentamiento que son conocidos por los vecinos, es gente de la zona o del barrio que está en un dialogo permanente, defendiendo al vecino”. Este accionar “fue la base del éxito de la conformidad de las familias “porque ellos hacían autocontrol para que el asentamiento no creciera”.

Durante dos años esta Administración los asistió ante problemas de salud, de inundación, de árboles caídos y ante cualquier circunstancia que se presentó “ellos veían que había una actitud muy colaborativa y nos ganamos la confianza”, esto nos permitió establecer “un diálogo estupendo y con buena onda” que se reflejó  cuando empezamos a sacar el primer grupo de casas: “Salían otros vecinos a preguntar cuándo les tocaba, con sonrisas e incluso los dos o tres que se están resistiendo hasta lo último se mostraron confiados en que va a haber una solución interesante”.

Por consiguiente, en el Kennedy se está trabajando de la misma manera: “Hubo elecciones para formar una comisión, hay un equipo que acciona casa por casa y se efectuó un censo profundo”. Respecto a qué se prevé hacer en esa zona, Antía dijo que “muchas manzanas van a recuperar su valor” porque algunas tienen edificadas casas tapiadas o deterioradas que devalúan a las demás y también por lo que implica tener cerca a un asentamiento con más de 570 familias”.

El jerarca recordó que allí hay muchos niños criándose y formándose en condiciones inhumanas y sin los servicios básicos “a pesar de que tenemos gente trabajando y que durante estos dos años de gestión les hemos dado mejores condiciones para que los vecinos vean a una Intendencia amiga que les facilita vivir un poco mejor”.

En el Kennedy “hay un salón comunal que se atiende con canasta, con acciones recreativas y un montón de cosas pero no es el lugar para formar a los chiquilines porque es un ámbito sin valores y oportunidades, esto lo comprendieron”. El objetivo no es liberar una tierra valiosa sino que vivan mejor las 2500 o 3000 personas que residen ahí”.

Por otra parte, confirmó que esa tierra se va a lotear y vender más adelante, y con los recursos que “saquemos vamos a alimentar un fondo de tierras de interés social” y cumplir con una “vieja aspiración que tenemos, un viejo proyecto que entendemos sirve para el futuro, y todo lo que recuperemos del valor de esas tierras tiene que ser invertido en un proyecto similar para resolver los problemas de vivienda”.

Acciones en otras zonas

Antía también repasó otros lugares en los que el gobierno departamental está trabajando: “En el barrio San Antonio estamos concretando un plan para el realojo de 78 familias, eso era un asentamiento y ya está en una etapa de licitación pública para hacer la infraestructura del barrio y las nuevas viviendas mediante un convenio con MEVIR y el MVOTMA”. En estos dos años, “trasladamos a 50 familias y nos quedan 50 más que residen debajo de los cables de UTE con todo el riesgo que significa estar cerca de la línea de transmisión que trae toda la energía a Maldonado”.

Por otra lado, Los Eucaliptus es otro asentamiento de más de 1000 familias que llegaron entre 2007 y 2015.  La tres cuartas partes están sobre tierra pública y un cuarto sobre propiedad privada “allí lo que hicimos fue expropiar”. En la actualidad, “estamos en esa etapa en el juzgado en la que se reclama y se discute precio, pusimos una plata y al expropiar con recursos municipales se califica todo el asentamiento para poder incorporarlo a futuro -cuando haya otro plan nacional- en un proyecto con financiamiento extraordinario.

En la Capuera estamos ordenando diferentes aspectos: se está haciendo el saneamiento porque tiene que ver con el tema del agua de la Laguna del Sauce. Además, “vamos a terminar vendiendo unos 100 lotes municipales y a controlar que no haya más asentamientos, los vamos a vender para que la gente se pueda construir una casita en condiciones razonables”.

Con respecto a Punta Negra dijo que se está fiscalizando la zona “porque hubo un empuje de ocupaciones, algunas dirigidas y organizadas por gente que sabe que tal terreno tiene tanta deuda, entonces pagan e inician procesos de prescripción de los predios”. En estos casos, “lo que hicimos en primera instancia es eliminar la posibilidad de que se presentaran en el municipio de Piriápolis porque este tema arrancaba ahí y no había demasiado control, se presentaban a pagar contribuciones que se debían y después hacían el trámite de prescripción para ocupar y vender”.

Se trataba de “una organización que se encargada de eso, por lo cual trancamos la posibilidad de que se realizara el trámite ya que la información salía hasta de adentro del municipio y centralizamos todo en Maldonado”, para eso se creó un departamento especial en el Área de Jurídica orientado a arreglar las cuentas atrasadas de esos terrenos. El mismo problema se presentaba en el balneario Buenos Aires: “Teníamos una invasión organizada como la que hubo en algunos lugares de la costa de Canelones”. En esa zona, “estamos cruzando información para terminar con una denuncia penal porque hay algunas cosas raras que todavía estamos investigando”, concluyó.




LBL_NEWERNAME
Otra noticias