Actualidad
Tema
Filtraciones del caso Astesiano: Lorena Ponce de León no se siente ni espiada ni violentada

Filtraciones del caso Astesiano: Lorena Ponce de León no se siente ni espiada ni violentada

En el marco de la investigación que lleva adelante la fiscal Gabriela Fossati, la esposa del presidente Lacalle Pou declaró tras filtrarse un chat entre Alejandro Astesiano -ex custodia presidencial- y Jorge Berriel -subdirector ejecutivo de la policía- en el que el primero pretendía conocer, de forma reservada, el destino de un viaje de Ponce de León que, en ese momento, ya estaba separada del primer mandatario.

Este capítulo del affaire Astesiano, a juicio de la fiscal Fossati, es un ejemplo de los efectos negativos de las filtraciones. De acuerdo con su modo de ver, el sistema judicial debe actuar sin exponer a personas que no están siendo investigadas porque no existe ninguna presunción de que hayan cometido un delito. A su juicio ese precepto fundamental se violentó en este caso.

“No se encuentra evidencia de ningún delito, pero la persona ya ha sido expuesta”, lamentó Fossati.

Para la fiscal se afirmaron cosas sin sustento sobre la esposa del presidente. El hecho, para Fossati, es un ejemplo de los efectos negativos de las filtraciones.

“Hay que ser cuidadosos con la información que se difunde, porque se afecta familias. Sobre todo –agregó la fiscal- porque la violencia de género es un problema muy real para muchas mujeres y no hay que banalizarlo”.

Respecto a si Ponce de León se sintió vulnerada en su intimidad por las averiguaciones que quedaron en evidencia en el chat, la fiscal lo negó.

“Se le dio prioridad a la entrevista para escuchar a la señora Ponce de León y verificar que sus derechos no hubieran sido afectados. La respuesta fue un no contundente”, dijo Fossati.

Para la fiscal era importante escuchar a Ponce de León porque “varias mujeres, algunas que conozco y tengo la mejor de las opiniones respecto de ellas, llegaron a hablar de violencia de género, sin ningún elemento para hacerlo”.

“Soy una fiscal muy comprometida con la violencia de género. Ella me aseguró que nada más alejado de la realidad. Después de hablar, no tengo dudas de que no hubo ninguna situación de violencia, ni de control, solo de cuidado. Y soy una persona entrenada para detectar la violencia de género”, declaró.

“La propia interesada fue muy clara y lo que corresponde es dar por aclarado el punto. Quien insista en el tema, en cierta forma, está generando una violencia de género porque expone a quien presuntamente quieren proteger”.

“Ella acepta las necesidades de seguridad”, manifestó. “Los hijos también preferirían no tenerlas, pero es imposible. En todos los países del mundo se aplican protocolos y por algo están. Me quedó claro que no hubo ninguna situación incorrecta y el tema de la investigación quedó terminado”.

Tras citar y escuchar a Lorena Ponce de León, la fiscal Gabriela Fossati concluyó que su privacidad no fue violentada ni fue víctima de violencia de género.

La fiscal también explicó que ella ya conocía el chat en cuestión y ya le había preguntado al respecto a Astesiano, pero señaló que la filtración a la prensa hizo que acelerara la consulta a la esposa del presidente.


fuente y foto: El Observador