Actualidad
Tema
Prorrogaron medidas cautelares al presunto homicida de Lucas Barletta

Prorrogaron medidas cautelares al presunto homicida de Lucas Barletta

La justicia penal de Maldonado resolvió que Lautaro Ezequiel Silva Trabaglia, formalizado desde diciembre del año pasado, continúe en prisión preventiva por 150 días más en tanto fiscalía continúa investigando y armando la presentación de la acusación por un delito de homicidio especialmente agravado por el vínculo. La audiencia de prórroga de cautelares tuvo lugar el 8 de mayo y el nuevo plazo rige hasta el 8 de octubre. La familia de la víctima es representada por el Dr. Luis González y el Dr. Juan Raúl Williman.

Pedro Lucas Barletta Gómez tenía 27 años y era oriundo de Durazno. Se había mudado a Maldonado y durante un tiempo vivió en el complejo B9. Unos meses antes de fines de 2022 comenzó una relación de pareja con Lautaro Ezequiel Silva Trabaglia y llegó a mudarse con él a su casa de calle Román Guerra. El miércoles de diciembre 7 la familia de Lucas, en Durazno, lo reportó como ausente a la policía luego de fracasar en todo intento de contacto.

Al no poder ubicar a Lucas, los amigos y familiares comenzaron una campaña mediática y en Maldonado se movilizó una amplia red de contactos pidiendo datos sobre el paradero del joven, pero desde el inicio con la sospecha de que Lautaro podía estar involucrado directamente en la desaparición. Lla información que difundieron establecía que la última vez que Lucas había sido visto era en la plaza de la Torre del Vigía, en compañía de Lautaro Ezequiel, y que “se notaron actitudes muy sospechosas”.

Una vez que desde Durazno llegó la denuncia a Maldonado, las actuaciones fuero derivadas a la seccional 1ª. El sábado 10 de diciembre la policía llegó hasta la casa de calle Román Guerra adonde se suponía que estaba viviendo la pareja.

Allí encontraron, escondido debajo de un montón de hojas de árboles en un área externa, el cuerpo de Lucas que ya presentaba signos que apuntaban a que la muerte databa de varios días. En ese momento, Lautaro Ezequiel Silva Trabaglia no estaba en el domicilio, pero poco después fue detenido cuando una policía lo identificó en la calle.

Silva, de 21 años, fue trasladado a dependencias policiales, luego a declarar a fiscalía y finalmente al Centro de Justicia para comparecer en audiencia en sede penal. En la instancia, la fiscalía de 1º turno de Maldonado, a cargo del Dr. Sebastián Robles, solicitó y logró la formalización a su respecto por la presunta comisión de un delito de homicidio especialmente agravado por el vínculo. Como medida cautelar se ordenó que pase a cumplir prisión de carácter preventivo, en principio por 150 días en tanto avanza el trabajo de fiscalía.

De acuerdo con las declaraciones iniciales y los hechos expuestos a la justicia, Silva y Barletta estaban en la casa de Román Guerra cuando comenzaron a discutir por cuestiones banales de pareja. La discusión subió de tono y los jóvenes empezaron a forcejear; de pronto se rompió un espejo y Silva tomó un trozo del vidrio y apuñaló a Barletta varias veces. La agresión continuó y le clavó una tijera en las costillas, para finalmente golpearlo varias veces, con el pie de un ventilador, en la cabeza.

La agresión salvaje no tuvo relación alguna con la banalidad de los temas de pareja que llevaron a la discusión entre ambos, confiaron fuentes del caso a Punta News. Sin embargo, para muchos de los amigos de Lucas el terrible fin del chico a manos de Silva encuentra explicación en algunos hechos que habrían salpicado el pasado reciente del homicida, que hasta ahora no poseía antecedentes penales.

Lautaro Ezequiel Silva Trabaglia enfrenta una condena que puede ir de los 10 a los 24 años de penitenciaría.